Saltar al contenido
BAMBUNIK

Suelos de bambú

¿Has oído hablar de los suelos de bambu? Son una opción muy ecológica y bonita que dará a tu hogar ese aire de sostenibilidad y naturaleza que buscas. Gracias a las técnicas actuales, el bambú se ha convertido en una alternativa real a la madera. De este modo, por un lado se protegen los bosques del planeta de ser esquilmados y, por otro, disponemos de un material duro y resistente, versátil e inspirador.

Parquet de bambú y tarimas

Para la fabricación se suelos de interior, el bambú más utilizado es el llamado moso o gigante, procedente mayoritariamente de China. Como todo el bambú, crece rápidamente, ya que no es un árbol, sino una planta. Además, esta planta absorbe mucho CO2, por lo que resulta una gran aliada del medioambiente.

El suelo de bambú es duro, equiparable al roble, que es la madera mejor valorada para suelos, rígido y estable.

Para exteriores, la tarima de bambu es una alternativa magnífica que sustituye a las maderas tropicales. Termotratadas y prensadas, estas tarimas presentan una resistencia excepcional, prácticamente sin necesidades de mantenimiento.

Vinilos de bambú

Los vinilos de bambu permiten recrear el aspecto del bambú con un pavimento económico, moderno y fácil de colocar. El resultado es espectacularmente bonito. Por otra parte, el vinilo es un material muy higiénico y moderno.

Alfombras de bambú

Una de las innovaciones más atractivas en decoración son las alfombras de bambu, perfectas para todas las estaciones del año. Son seguras, gracias a su parte trasera antideslizante, y elegantes, a la vez que otorgan un aire exótico a la estancia.

Existen en diferentes colores, predominando los tonos naturales e incluso de colores combinados. Son facilísimas de limpiar, pudiéndolo hacer también con agua, dado que se trata de una fibra natural resistente.

¿Dónde puedo colocar un suelo de bambú?

El bambú es apropiado para todo tipo de ambientes, tanto de interior como de exterior, ya que resiste muy bien la humedad. Hay que ser precavidos en el caso de suelos con calefacción radiante y, en todos los casos, preparar la superficie donde se colocará para que esté debidamente lisa y plana.

¿Por qué elegir el bambú frente al un suelo de madera?

Mientras un roble tarda 70 años en crecer totalmente, el bambú solo necesita 5 o 6 años. Además, este brota nuevo todos los años. Y por si eso fuera poco, absorbe un 30 % más dióxido de carbono (CO2) que los árboles.

Este tipo de bambú no es el que consumen los osos panda, así que no se le resta alimento. Se trata del bambú gigante o moso, que crece en selvas tropicales o en plantaciones dedicadas a su explotación.

Los suelos de bambu son una alternativa responsable contra la deforestación, y una forma de vestir tu hogar de un modo bello y natural.